Tinelli se queda sin el “Buenas noches, América”

Cuando Tinelli decidió vender su productora Ideas del Sur, al Grupo Indalo, nunca se imaginó que iba a tener tantos dolores de cabeza. Primero porque no le pagaron gran parte de lo que fue el monto de la operación.

Y segundo porque no le pagaron a ninguno de los empleados y muchas veces él tuvo que poner de su bolsillo y mucho, pero ahora que decidió irse empezaron los problemas legales.

Marcelo habló con el Trece para armar una productora y salir a la cancha solo. La primera mala noticia que tuvo es que Indalo se quedó con el nombre ShowMatch por lo que por segunda vez, ya le había pasado con VideoMatch que Telefé se lo quedó, deberá cambiar el nombre.

ShowDance decidió que se llame el ciclo, pero lo que también deberá pensar ahora es un nuevo saludo.

Es que su marca registrada cuando abre cada noche el programa es: “Buenas noches, América”.

Pero según contó Jorge Rial, el hombre de Bolívar se enteró que no podrá comenzar cada noche su programa gritando su histórica frase de cabecera. Y esto se debe a que los derechos de la frase le pertenecen también a su ex productora. Por ahora nadie le reclamó el “chau chauuuu” de despedida.Este nuevo inconveniente se le suma a la gran cantidad de conflictos que tuvo desde que rompió su vínculo con el conglomerado de medios que le perteneció a Cristóbal López y Fabián de Sousa. A fines de 2016, Tinelli salió apurado a buscar un nuevo hogar para el programa y se topó con los estudios de La Corte, en la calle Fraga, en Chacarita. Esto pasó porque Indalo aprovechó que el conductor estaba de vacaciones para despedir a sus productores de máxima confianza, desalojar Ideas Del Sur y mudar a C5N al mismo lugar donde se hacía todas las noches el Bailando.

Esta vez, será El Trece el encargado de buscarle un nuevo estudio al certamen más famoso del país.

Marcelo está en guerra con la empresa a quien le reclama casi 157 millones de pesos en concepto de los sueldos impagos de todo el año, la transferencia de las acciones de Ideas del Sur, intereses y costas judiciales. Una batalla que recién comienza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *